La Sagrada Familia: una Joya de Gaudí en Barcelona

La Sagrada Familia de Barcelona: una Joya de Gaudí en la Ciudad

La Sagrada Familia de Barcelona es el icono arquitectónico más emblemático de la Ciudad Condal. Impresiona ya solo desde fuera y merece la pena visitarla por dentro. Actualmente es posible recorrer algunas de las zonas que están abiertas, aunque otras todavía se encuentra en obras. Con el precio de la entrada se ayuda a costear su construcción, cuya finalización está prevista para el año 2026.

Hoy damos un paseo por su historia, conocemos algo mejor a su creador y descubrimos algunas de sus principales características. El resto te invitamos a verlo en primera persona. La Sagrada Familia de Barcelona te dejará sin palabras.

Fachada de La Sagrada Familia de Barcelona

Los orígenes de la Sagrada Familia de Barcelona

Empezamos por saber un poco más de la historia de este templo. Sus orígenes datan del año 1866, momento en el que Josep Maria Bocabella i Verdaguer fundó la Asociación Espiritual de Devotos de San José.

Esta asociación fue la que promovió, a partir de 1874, la construcción de un templo expiatorio que estuviera dedicado a la Sagrada Familia. En 1881 compró un terreno de casi 13.000 metros cuadrados para levantarla. La primera piedra fue colocada el 19 de marzo de 1882.

La impronta de Gaudí en Barcelona

Después de algunos encontronazos con los promotores, el primer arquitecto que tuvo este templo, Francisco de Paula del Villar y Lozano, abandonó la dirección. En 1883 pasó a manos de Gaudí, que finalizó la construcción de la cripta en 1889. A continuación, comenzarían las obras del ábside.

Todos estos trabajos se iban llevando a cabo a través de donativos. Tras recibir uno muy importante, Gaudí decidió realizar una nueva obra de mayor envergadura. Obvia el antiguo proyecto neogótico y propone uno más innovador en la construcción, estructuras y formas.

Se trataría de una gran iglesia con planta en forma de cruz latina, de cinco naves con crucero de tres y con tres fachadas. Cada una de ellas simboliza tres momentos de la vida de Jesucristo: su nacimiento (la que da a la calle Marina), su pasión, muerte y resurrección (calle Sardenya), y su gloria (calle Mallorca).

La Sagrada Familia en Barcelona

El objetivo de Gaudí era levantar un edificio que dejara una huella en el paisaje de la ciudad. Y, sin duda, lo logró: la Sagrada Familia de Barcelona mide 172,5 metros de altura y es uno de los edificios religiosos más altos de mundo. Y todo un icono en el skyline de Barcelona.

La trayectoria de las obras de la Sagrada Familia en Barcelona

En 1892 Gaudí comienza con los cimientos para la fachada del Nacimiento; en 1894 termina la fachada del Ábside y en 1899 el Portal de Rosario. En 1909 construye las Escuelas Provisionales de la Sagrada Familia, que estaban destinadas a los hijos de quienes trabajaban en las obras y a los niños del barrio.

A partir de 1914 el trabajo de Gaudí se centra única y exclusivamente en este templo. En 1923 diseña la solución definitiva de las naves y cubiertas y en 1925 se termina la construcción del primer campanario de la fachada del Nacimiento, el único que Gaudí puede ver construido en vida, ya que fallece atropellado por un tranvía el 10 de junio de 1926. Sus restos están enterrados en la capilla del Carmen de la cripta de la Sagrada Familia.

Es entonces cuando la dirección de la obra pasa a uno de sus más cercanos colaboradores, Domènec Sugrañes, encargado de ella hasta 1938.

En 1936 se produce un incendio en la cripta a manos de unos revolucionarnos que queman las Escuelas Provisionales de la Sagrada Familia y destruyen el obrador.

Esto supone la pérdida de dibujos, planos y fotografías originales, y también la destrucción de una parte de las maquetas. No obstante, esto no evitó que las obras se detuvieran y se continuó con la idea original de Gaudí.

Todo siguió su curso tras la Guerra Civil. El arquitecto Francesc de Paula Quintana i Vidal fue el artífice de la restauración de la cripta incendiada y de las maquetas dañadas, que sirvieron de modelo para continuar los trabajos, cuya dirección fue pasando por distintas manos.

Actualmente se ha ejecutado el 70% de las obras de la basílica, que se centran en estos momentos en la construcción de las seis torres centrales. Durante 2018 también se prevé que se concluya la fachada de la Pasión, y se continuará trabajando en la climatización interior y pavimentación de la nave central.

Sagrada Familia de Gaudí

Entradas para visitar la Sagrada Familia de Barcelona

Para conocer toda la historia de la Sagrada Familia y disfrutar con la belleza de su arquitectura dispones de varios tipos de entrada.

Por ejemplo, puedes acceder al templo y visitar las torres (con audioguía) por un precio de 29 euros. Gaudí proyectó 18 torres y actualmente hay ocho construidas (cuatro en la fachada de la Pasión y cuatro en la del Nacimiento).

Tienes otra modalidad que incluye también la entrada a la Casa Museo de Gaudí, aunque la opción más sencilla para acceder al interior tiene un precio de 15 euros.

Los niños hasta 10 años pueden entrar gratis y hay descuentos para estudiantes, jubilados y menores de 30 años. Hay tickets especiales para grupos.

La Sagrada Familia de Barcelona abre:

  • de 9.00 a 18.00 horas entre noviembre y febrero
  • de 9.00 a 19.00 horas en marzo y octubre
  • de 9.00 a 20.00 horas entre abril y septiembre
  • de 9.00 a 14.00 los días 25 y 26 de diciembre y 1 y 6 de enero

  • Get the most out of

    Ir arriba